Salamanca

Guardabarros publica su noticia número 2000

La asociación Guardabarros desde el año 2007 inició su difusión de noticias de la bici a través de la web y el pasado 29 de octubre se consiguió publicar la noticia nº 2000.

Desde el año 2007 hasta ahora han sucedido muchas novedades en el mundo de la bici, no solo en la ciudad de Salamanca, sino también a nivel mundial.

Salamanca ya cuenta con carriles bicis, aparcamientos libres en toda la ciudad, servicio de alquiler público de bicicletas y privado de bicicletas, nuevos establecimientos de venta y reparación de bicicletas, empresas de visitas culturales a la ciudad en bicicleta, hoteles que ofrecen bicicletas propias a sus clientes, nuevas asociaciones y grupos de ciclistas que promocionan el uso de la bicicleta ...

A nivel nacional y mundial se va avanzando. Mejoras en las bicicletas, mayor mercado de las bicicletas urbanas y eléctricas, instituciones públicas y privadas fomentan el uso de la bici no solo para el ocio, sino también como medio de desplazamiento, mejora de la salud de los ciclistas, menor contaminación,....

Pero también han existido malas noticias, como el incremento de robo de bicicletas y las más graves son la pérdida de ciclistas por accidentes, y es en lo que más tenemos que trabajar, conseguir un mayor respeto al ciclista y sobre todo que las infraestructuras se mejoren.

y... desde Guardabarros estamos intentando difundir todas estas noticias, las buenas y no tan buenas, y... por fin hemos llegado a la noticia publicada número 2000 y la casualidad ha dado que sea una bonita noticia internacional, que os copiamos:

 

Las mujeres que enamoran a la ciudad en 'bicis'

Diseñadoras y artistas crearon el grupo que busca, por medio de la feminidad, humanizar las calles de Medellín (Colombia).

http://images.et.eltiempo.digital/contenido/colombia/medellin/IMAGEN/IMAGEN-16414212-2.jpg

Libertad, gracia y delicadeza, sonrisas y espontaneidad, son solo algunos de los atributos de las mujeres que utilizan la bicicleta como medio de transporte en la ciudad.

Pensando en esos rasgos, un grupo de diseñadoras, artistas, publicistas y escritoras crearon el grupo ‘Mujeres en Bici Enamoran’, que busca, por medio de la feminidad, humanizar las calles a través del amor, la tolerancia, el ejemplo y la energía que produce montar bicicleta

“Es un modo de resignificar la estética de la mujer en la sociedad, entendiendo que esta trae dulzura, tolerancia, sensualidad y una cantidad de valores que necesitamos instaurar en la cultura”, dijo Clara Arango, diseñadora gráfica y docente de la Universidad Pontificia Bolivariana.

Ella pedalea entre 16 y 24 kilómetros diarios en este medio de transporte. Todas las mañanas sale de su casa, ubicada en el municipio de Envigado, y recorre por lo menos 10 kilómetros hasta el barrio Laureles para dictar sus clases de diseño gráfico, después vuelve al barrio El Poblado, donde tiene una oficina de arquitectura.

Esta afición por la bicicleta –cuenta Clara– comenzó en Milán, ciudad italiana, donde conoció las ventajas de utilizar este tipo de transporte sostenible. Movilizándose en bicicleta evita la espera, los trancones, las penurias de buscar un parqueadero y en cambio obtiene flexibilidad a la hora de circular, puede hacer trayectos directos, hace ejercicio y no contamina el medio ambiente.

“Esa ha sido la mejor solución de movilidad. La relación distancia y tiempo es la más eficiente, sin mencionar que es barata porque no gasta en buses o taxis. Si voy de afán solo pienso en irme en bicicleta, pues es el único medio de transporte que me garantiza evitar los tacos”, cuenta Clara.

Para ella las mujeres tienen un nuevo reto social y es cuidar más de sí mismas y de los demás. Este fin se puede conquistar en la calle, por medio de la movilidad en bicicleta, que permite un contacto directo con la gente.

Como Clara, en este grupo de mujeres afiebradas por la bicicleta también está la chef Carolina Daza, para la que este objeto simboliza un cúmulo de recuerdos y anécdotas divertidas, de infancia y libertad, pero a la vez empodera a las personas para enamorar y enamorarse de la ciudad.

“La bici es aventura y pasión. Alguna vez tuve un pase de conducción, fue hace años, tantos que ya se venció. Ahora mi medio de transporte es este, además de ser mi máxima herramienta de inspiración, pues con ella mi vida permanece en equilibrio y puedo crear”, cuenta Carolina.

Para ella no hay obstáculos a la hora de salir a rodar en bicicleta, ni el mal tiempo, el tráfico, los afanes o distancias de desplazamiento. Nunca ha dejado de ponerse vestidos o faldas, pues dice que la feminidad se debe expresar en todas las actividades diarias.

Carolina cuenta que ha vivido en Manhattan (Estados Unidos), París (Francia) y Copenhague (Dinamarca) y en todas estas ciudades ha hecho uso de la bicicleta para movilizarse.

“Si no es una ciudad pedaleable siento que no voy a ser feliz, que voy a perder una parte muy importante de mí, mi esencia y de mi estabilidad emocional. Por eso me tomo las calles y las pedaleo sin restricciones”, agrega Carolina.

Fuente: eltiempo.com