Internacionales

Suecia presta bicicletas gratis durante seis meses para que la gente deje el coche en casa.

Las bicicletas vienen ganando cada vez más espacio en nuestras calles y día a día crecen los kilómetros de ciclovías y carriles bici que las ciudades añaden a su idea de fomentar el uso de la bici.

Esto anima a muchas personas a adoptar este medio de transporte y dejar el coche en casa. ¡Pero no es suficiente! La mayor parte de la población aún tiene miedo y necesita un pequeño empujón para probar esta alternativa.

 

Pensando en ello, la ciudad de Gotemburgo, en Suecia, decidió distribuir bicicletas de forma gratuita a las personas que muestran interés en dejar el coche en casa. El programa funciona así: prometes que vas a tratar de utilizar la bicicleta por lo menos tres veces a la semana y el gobierno te da una bicicleta durante seis meses, por lo que la gente puede probar el transporte antes de invertir en él – y, entre nosotros es raro el que prueba y no les gusta.

  

A pesar de que más personas están empezando a viajar en bicicleta, pocas ciudades se pueden comparar a Copenhague, una de las ciudades más amigable para los ciclistas, donde alrededor de la mitad de la población utiliza la bici para ir a trabajar. ¿Qué se necesita para que la gente utilice este medio de transporte con más asiduidad?

 La respuesta obvia es una mejor infraestructura como carriles bici decentes. Sin embargo, un nuevo programa en Suecia está tomando un enfoque diferente, basado en la teoría de que una de las razones que muchas personas no viajan es que realmente no lo han probado.

“Creemos que la bicicleta tiene el potencial para satisfacer las necesidades de la mayoría de la gente”, dice Rickard Waern, el director del proyecto, que incluye a 36 personas de diferentes perfiles, desde estudiantes a padres de niños pequeños. El objetivo es mostrar a la población que es posible romper las barreras y tomar la bicicleta a diario como el principal medio de transporte.

 
 

"Mostrar buenos ejemplos es una poderosa manera de extender la mano", dice Waern. "A través del proyecto estamos tratando de crear esos buenos ejemplos de la gente en muchos grupos diferentes de población, con una gran variedad de necesidades de transporte para que todos puedan realizar sus desplazamientos  diarios con las bicicletas".

"En algunos casos, puede ser difícil  utilizar una bicicleta para, por ejemplo, hacer sus compras, o llevar a sus hijos a la guardería y luego llegar a su lugar de trabajo por la mañana," dice Waern. "Si bien es absolutamente cierto en algunos casos, el quid de la cuestión es que esto puede ser más una barrera mental que real. La mayoría de la gente puede, con la bicicleta adecuada y un poco de planificación, llegar a hacer todas estas cosas y más."

“No sabemos exactamente cuánto tiempo se tarda en olvidar los viejos hábitos y establecer nuevos, pero seis meses es un buen plazo para crear un buen impacto y ya contamos con buenas experiencias”, dice Rickard. Después de participar en el programa, los participantes pueden comprar la bicicleta con un gran descuento.

Una buena idea para fomentar el uso de la bicicleta, que esperemos que sigan más ciudades a lo largo y ancho del globo.

Fuente: ciclografias.com