Bici urbana: sano y económico

 guardabarros, bici urbanaEl Ayuntamiento alicantino de San Vicente del Raspeig ha puesto en práctica la pasada semana una idea tradicional aunque revolucionaria en el transporte público urbano.

imagenY es que con tantos vehículos en el municipio, con el gasto económico que producen, la pérdida de tiempo en los atascos y el deterioro del medio ambiente, la alcaldesa popular, Luisa Pastor, ha apostado porque los sanvicentinos utilicen bicicletas para desplazarse.

Así, el Consistorio ha creado 20 kilómetros de carril bici, y ha instalado cuatro puestos con bicicletas a lo largo de la ciudad -en la sede del nuevo Ayuntamiento, el Polideportivo, la plaza de Juan Pablo II y la Biblioteca General de la Universidad de Alicante-, lo que le convierte en el primer municipio de la Comunidad que ofrece este servicio. 

En total serán unas 80 bicicletas que podrán ser usadas por los vecinos empadronados en San Vicente, y también por los residentes no empadronados pero que estudien, trabajen o convivan en el municipio, así como a cualquier turista o visitante de la ciudad con la condición de que sean mayores de edad, tengan más de 16 años y una autorización de la madre, el padre o el tutor. 

Son un medio de ahorro. 

«Bicisanvi pretende fomentar el uso de la bicicleta por el municipio para conseguir un ahorro energético y reducir el impacto ambiental del transporte motorizado», explica la alcaldesa, que presentó la pasada semana esta iniciativa. 

 Pastor destacó asimismo la faceta positiva que esta apuesta conllevará para el municipio como «la mejora de la movilidad urbana y la seguridad».

 La forma de utilización de este nuevo transporte se realiza mediante una tarjeta que se consigue tras rellenar un formulario con los datos personales y aceptando las normas de uso. 

Esta tarjeta nominativa sirve para desenganchar las bicicletas de los puntos donde están aparcadas.

Así, hay instalados unos «cajeros» similares a los de la «ORA» en zona azul de vehículos, donde, de manera automatizada, uno puede seleccionar una bicicleta, que tendrá que ser devuelta en un plazo máximo de tres horas en el mismo estado en que la recogió. En caso contrario, se podría aplicar una multa.

 

Es un préstamo gratuito, que implica la entrega de cinco euros como fianza, y el cumplimiento de unas normas, como son el uso de casco, comunicación inmediata en caso de robo o extravío, y su buen uso por parte del que la conduzca.

San Vicente del Raspeig es el primer municipio en la Comunidad que ofrece este servicio de alquiler gratuito _ Prestarán unas 80 bicis para disfrutar de más de 20 kilómetros de carril bici
 

Fuente ABC