La carretera de Vecinos incorporará un carril bici

Imagen de muestraEl Ayuntamiento de Salamanca, en colaboración con la Junta de Castilla y León, acondicinará el tramo de la carretera de Vecinos –de titularidad autonómica– que se encuentra ubicado en el término municipal de la capital.
 

Ayuntamiento y Junta. La inversión, que afecta a 1,7 kilómetros, contempla el ensanche de los viales y la dotación de aceras para peatones.

 La Comisión Municipal de Fomento dio ayer luz verde al proyecto que permitirá la transformación de una parte de la CL-512 en vía urbana, gracias a una inversión que ronda el millón de euros. En concreto, y según precisó el concejal delegado, Salvador Cruz, «tiene un presupesto base de licitación de 969.602 euros». Según los cálculos que maneja la Administración local, las obras podrían inciarse en septiembre. El periodo de ejecución es de cinco meses, de modo que si no se produjeran contratiempos, en febrero estarían finalizadas. «Entonces el tramo afectado pasará a ser de titularidad municipal», comentó el edil.

El trazado sobre el que se llevará a cabo la intervención tiene una longitud de 1,7 kilómetros y comprende desde la confluencia con la avenida Lasalle hasta la glorieta de la circunvalación suroeste. Entre las mejoras que el Ayuntamiento prevé acometer se encuentra «el acondicionamiento de las márgenes, potenciando especialmente el uso peatonal y ciclista de la misma en la margen este de la vía». Así, el proyecto aprobado por la Comisión Municipal de Urbanismo permitirá el acondicinamiento de un eje peatonal un un carril bici paralelo a la carretera y a la calzada romana.«Este paseo mixto tendrá una anchura de 5 metros, en el cual se reserva un espacio de 3 para los ciclistas, que permitirá el doble sentido, y otro de 2 para las aceras», precisó Cruz, quien añadió que la intervención se complementa con «la instalación de un nuevo alumbrado público mediante puntos de luz que se colocarán a una distancia de 30 metros».

En cuanto al tráfico rodado, el concejal de Fomento explicó que las obras se llevarán a cabo en tres tramos y permitirán el ensanche y la creación de arcenes de un metro de anchura, «obteniendo una clazada compuesta por dos carriales de 3 metros, con arcenes laterales de uno».

Por último, Salvador Cruz explicó que está previsto el acondicionamiento de los parterres exitentes en las dos márgenes e la carretera, incluyendo la instalación de una red de riego y la plantación de especies arbustivas y arbóreas.

Fuente: Tribuna.net