Castellón reduce a 30 km. la velocidad de los coches en el centro para impulsar la bicicleta

Imagen de muestraEl Ayuntamiento quiere acabar de enlazar el Oeste con el Este y, a falta de carriles bici propios, ha anunciado la reconversión de varios viales de la capital de La Plana en zonas preferentemente ciclistas. 

El plan de movilidad de la capital de La Plana 2008-2015 comienza a dar sus frutos. Si hace unos días fue el plan de aparcamientos, el alcalde de Castellón, Alberto Fabra, presentó ayer en compañía del concejal responsable de Movilidad, Miquel Soler, el plan de ciclabilidad, el programa con el que el consistorio espera potenciar el uso de la bicicleta en la ciudad.

El consistorio quiere enlazar el carril bici de la zona de la Universitat Jaume I con el vial de la avenida del Mar que, desde las proximidades a la Cámara de Comercio llega hasta el Grao con la reconversión de algunas calles y el favorecimiento del uso de los ciclos.

A partir de su puesta en marcha la capital de La Plana convertirá su casco histórico en zona 30 -viales en los que se limitará la velocidad de los vehículos que circulen por allí a los 30 kilómetros por hora-, aceras donde los viandantes compartirán su espacio con los ciclistas y calzadas donde las personas que circulen con su bicicleta tendrán la misma preferencia que un automóvil.

La intención del Ayuntamiento es ampliar los 42.706 metros de carril bici con los que cuenta la ciudad con una medida que será "provisional hasta que se siga ejecutando más viales exclusivos para ciclos", explicaron desde el consistorio. El alcalde ha asegurado que, la puesta en marcha de esta propuesta supone incorporar a la ciudad 4.743 metros. Unos metros que no son una cifra sino "los necesarios para enlazar la UJI, donde hay muchos usuarios de la bicicleta, con el Grao", apuntaron desde el consistorio.

En total serán veinte los kilómetros que tendrán que reducir los conductores a partir de las próximas semanas en 5.110 metros del centro de la ciudad. El casco urbano -limitado por la avenida Rey don Jaime, la Puerta del Sol, la plaza de las Aulas y la calle Gobernador se convertirán en zona 30. "En esta zona los viandantes y los ciclistas tendrán prioridad de paso frente a los vehículos, que sólo podrán circular a 30 kilómetros por hora", explicó Fabra.

Sin ser zona 30, los vehículos compartirán la calzada con las bicicletas en 1.633 metros del casco urbano. Las calles Dolores, Tenerías, Obispo Salina y Pintor Orient serán los viales donde los conductores deberán tener mayor cuidado al reconvertirse en uno de los 'improvisados' carriles bici. Un cuidado que también deberán tener los viandantes.

En los próximos días el consistorio situará en la acera de Paseo Ribalta impares, bordeando la plaza de la Independencia, la plaza Huerto de Sogueros, la avenida Rey don Jaime y el entorno de la plaza de la Gaiata una señalítica especial con el objeto de advertir a los peatones de que pasean por una zona en la que comparten espacio con las bicicletas.

Estas acciones no serán las únicas que se pondrán en marcha para potenciar el uso de las bicicletas, y es que cabe recordar que la ejecución del TVR lleva consigo la creación de un carril bici en todo su recorrido.

Al proyecto impulsado por la Generalitat se une la petición del consistorio castellonense de incrementar los puntos de préstamos de bicicletas Bicicas en la ciudad. En opinión de Fabra "es una necesidad impulsar estos medios de transporte alternativos que, además de ser saludables, permiten reducir la emisión de CO2 a la atmósfera".

El 'inmóvil' Ribalta

La aprobación del Plan Especial del Parque Ribalta, un documento que busca incrementar la protección del jardín romántico, continúa sin realizarse. El portavoz del Bloc, Enric Nomdedéu, y el representante del grupo municipal socialista, Juan María Calles, volvieron a incidir ayer en la petición de que se redacte el documento.

A pesar de que el vicealcalde, Javier Moliner, considera que este informe no va a impedir el paso del TVR -el medio de transporte vendido por el PP como la panacea de la movilidad en Castellón-, ambos representantes confían en que este documento sí pueda impedir la conversión del Paseo de Coches en el carril reservado del futuro bus guiado.

Fuente:  elmundo.es