Obama, sobre ruedas

 Barak Obama impulsa el transporte ciclista como parte de los esfuerzos por apoyar el crecimiento ordenado de las comunidades, la reducción de la emisión de gases invernadero y mejorar la salud pública

 

 Obama, sobre ruedas

Obama participó el fin de semana en un paseo de vecinos en Lake.

 El candidato demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, Barak Obama, no es un ciclista consumado, pero sí el único de entre los precandidatos de su partido que incorporó la discusión sobre el uso de la bicicleta en su plataforma de campaña.

El tema se plantea como parte de los esfuerzos por apoyar el crecimiento ordenado de las comunidades, la reducción de la emisión de gases invernadero y mejorar la salud pública.

Este jueves, el senador por Illinois discutirá en Chicago "el futuro del ciclismo" durante un evento para colecta de fondos.

"Como presidente, Barack Obama reevaluará las bases del proceso de transporte público para asegurar que se tomen en cuenta las consideraciones sobre el crecimiento inteligente. Obama trabajará en el Senado para asegurar que más organizaciones de desarrollo metropolitano diseñen políticas para incentivar el mayor uso de caminos y banquetas pedestres y ciclistas, y también redistribuirá recursos federales hacia el transporte masivo en todo el país. La construcción de comunidades más habitables y sostenibles no solamente reducirá el tiempo que la gente invierte en transportarse, sino que traerá un beneficio significativo a la calidad del aire, a la salud pública y a la reducción de emisiones de gases invernadero", establece su plataforma de campaña.

La tarea no parece ser nada fácil; en diciembre del año pasado, el Congreso de Estados desechó la inciativa del representante de Oregon Earl Blumenauer, uno de los más grandes defensores del ciclismo en Capitol Hill.

El documento impulsaba el uso de la bicicleta como transporte y fue eliminado de la discusión sobre energía. Habría permitido a quienes usan la bici como transporte, deducir algunos impuestos, tal como ocurre con algunos automovilistas o quienes manejan automotores.

A Barak Obama le gusta pasear en bicleta. Se le ha visto en diversas ocasiones montado en su vehículo, usando su casco… y ha sido ampliamente criticado tanto por su equipo de seguridad como por su bici.

Erik Zorn, columnista del Chicago Tribune, cuestionó su decisión de mostrarse con un casco de seguridad, pues afirma que estos elementos hacen lucir extraña a la gente.

"A los políticos se les aconseja evitar los cascos de cualquier tipo para evitar que se vean menos que dignos", dice Zorn.

Julie Derdorff, también columnista del Chicago Tribune, señala además que necesita ajustar la altura de sus asiento y de hecho debería utilizar una bicicleta más grande.

No obstante estos detalles, el entusiasmo de Obama por el transporte ciclista ha despertado el apoyo de varias comunidades de ciclistas en los Estados Unidos. 

Fuente eluniversal.com.mx