Indemnizan a un ciclista en coma al caerse en un carril bici

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat ha condenado a la Generalitat a indemnizar con 450.521 euros a un ciclista que sufrió un coma tras caerse en un carril bici en Castellón. El lugar de circulación transitaba de manera paralela a la autovía Puebla de Tornesa-Borriol-La Plana.

El Consell deberá pagar 450.000 euros a un ciclista que quedó en coma tras un accidente en un carril bici.

El TSJ establece que la Administración autonómica es responsable de mantener el buen estado de la calzada.

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha condenado a la Generalitat Valenciana a indemnizar con 450.521,81 euros a un vecino de Burriana, Vicente J. C. F., por el accidente que sufrió en abril de 2003 en el carril bici que discurre paralelo a la CV-10, entre la Pobla Tornesa y Borriol, a causa del mal estado del firme y por el que estuvo en coma y le han quedado secuelas.

Según la sentencia del TSJ, dictada el 18 de septiembre y que estima el recurso del accidentado contra la resolución del conseller de Infraestructuras de 2006 que denegaba la indemnización, la Administración autonómica sí es la responsable patrimonial de lo sucedido ya que es la titular del carril bici donde ocurrió el accidente y a ella le correspondía el mantenerlo en las "debidas condiciones de seguridad para los usuarios".

Según el relato de los hechos que se incluye en la sentencia, Vicente, de 55 años, salió el 5 de abril de 2003 con unos amigos por el carril-bici, desde la Pobla Tornesa en dirección a Borriol, conduciendo una bicicleta de carretera y llevando el casco. En un momento de la marcha y tras haber pasado una pronunciada pendiente de 19% y curva "tropezó con la rueda delantera en un escalón con un desnivel de 10 centímetros, producido por asiento del terreno por falta de compactación, con presencia, además de gravilla por falta de continuidad de la cuneta hasta la tajea existente, cayendo al suelo".

Lesiones y secuelas
A causa de la caída, y según se recoge en el texto, Vicente sufrió un traumatismo cráneo encefálico "con coma, hemorragia subaracnoidea traumática, lesión axonal difusa en cuerpo calloso", lesiones que le obligaron a estar hospitalizado en la UCI del Hospital General de Castellón y en el Centro de Rehabilitación de Levante durante 46 días y estuvo 377 días e impedido. Además le han quedado secuelas como déficits cognitivos, amnésicos y de orientación; "incoordinación motora leve de extremidades; emianopsia homónima derecha y ánimo distímico".

Según la sentencia, la Generalitat era responsable del estado del carrilbici y "de la existencia del escalón por asentamiento del terreno, en el que tropezó el demandante; y que significaba un grave riesgo para los ciclistas que por allí circulaban".

Además y tras estudiar los testimonios de los presentes, la sala concluye que no existen elementos "para afirmar que el demandante iba a una velocidad inadecuada para el carril por el que circulaba, o con desatención; de las declaraciones de los testigos se desprende lo contrario".

La Generalitat había alegado que la causa del accidente "debió ser" un desvanecimiento del ciclista, "como consecuencia de un accidente vascular y posiblemente agravado por un exceso de velocidad, e ir desprovisto de casco". Sin embargo los magistrados de la sala entienden que las alegaciones no pueden prosperar porque "no existe ningún elemento probatorio", ni en los informes médicos ni de acuerdo los testimonios de los presentes.

Fuente: levante-emv.com