Aventura fotográfica sobre ruedas

Francia, Suiza, Italia, Eslovenia, Croacia y el norte de España serán los destinos de un viaje sobre ruedas que durará 365 días. La bicicleta será su medio de transporte y una cámara digital, un ordenador portátil y el equipo de acampada –ropa,caña de pescar, camping gas y tienda de campaña–.

 El pontevedrés Brais Palmás Calvar emprenderá una aventura que “servirá para crecer interiormente, valerme por mí mismo y ampliar conocimientos y experiencias”.

El 1 de marzo la Praza da Peregrina de Pontevedra verá partir a este joven de 19 años hacia Santiago,ciudad desde la que recorrerá el Camino Francés (a la inversa) para descubrir a través del objetivo de su cámara una visión personal de los parques naturales de Europa,su vegetación, su fauna, sus paisajes y su gente.

“Esta idea está latente desde que era pequeño, y cogió fuerza después de ganar el segundo premio del I Concurso Fotográfico Illas Atlánticas en la categoría de ‘Ecosistemas marinos’ y ser finalista en la categoría de ‘Fauna’”, explica.“¿Qué mejor lugar para fotografiar a los animales que donde está la fauna?”,señala.

Cuando este ciclista aficionado –que estos meses amplía el número de ‘escapadas’ para entrenar– se planteó esta aventura, hace aproximadamente seis meses, pensó en un primer momento en viajar en tren o en furgoneta,“ pero se pierde la esencia de hablar y comunicarte con la gente”, afirma, a la vez que reconoce que su punto flaco son los idiomas.“Me defenderé con mi inglés básico, pero la gente al verme entenderá qué es lo que necesito o lo que busco”, bromea.

Entre sus visitas se encuentran Perpignan y Los Alpes, y no descarta llegar a Bosnia.“Cada vez que me levanto y veo por la ventana el tiempo que hace, pienso:‘Ojalá siempre llueva’.

Porque sé que en Los Alpes me encontraré con situaciones peores, como la nieve”,comenta.Sin embargo, aunque el tiempo le puede jugar una mala pasada, “mi mayor adversidad sería que alguien me robase.Voy a confiar en la buena fe de las personas”, admite.

Las comodidades de las que disfruta ahora se quedarán aparcadas hasta su vuelta.Tiene ya experiencia en montar tiendas de campaña y su caña de pescar le proporcionará en ocasiones alimentos.Tiene pensado hacer hogueras,“para comerme algún que otro pescadito asado”,revela.

Aunque hay gente que piensa que esta aventura es una locura, Brais Palmás cuenta con el apoyo de sus amigos más cercanos y su familia.“Para poder hablar, hay que coger una bici y hacer algo parecido. Sólo de esta manera sabrán lo que se siente”, aclara.

Un adhesivo en el que figura su blog ponteroda.blogspot.com, servirá a Brais Palmás para divulgar la ciudad y la provincia de Pontevedra y sus patrocinadores en esta aventura.

“Pontevedra se ha vuelto una ciudad ciclista. De hecho, el ayuntamiento pone al alcance de todos bicicletas.Mi idea es que la ciudad y la provincia rueden por Europa”,proclama. Este viaje en bicicleta por el sur de Europa tendrá una exposición fotográfica en la ciudad de Pontevedra a su vuelta.“Mi intención es que las fotos lleguen más allá de las fronteras gallegas, ya que intentaré mostrar la fauna y los paisajes de otros países”, explica.

Brais Palmás estima que el coste del viaje asciende a más de 5.000 euros,“pero como es un recorrido abierto que puede durar más o menos tiempo, es difícil calcular el importe”, asegura, a la vez que hace un llamamiento a posibles patrocinadores.“En Pontevedra diferentes empresas me han ayudado aportando equipamiento, pero necesitaría mucho más”,dice.

Así, calcula que se gastará unamedia de 6 ó 7 euros por día “y la familia y los amigos se quedarán sin souvenirs porque no hay sitio en la mochila”,asegura. “Les aportaré consejos y experiencias en aventuras de riesgo”, añade.

 
Fuente: farodevigo.es