Salamanca contará con 16 kilómetros de carriles reservados para bici a finales del año

 El año concluirá con un kilómetro de carril bici por cada 9.700 habitantes en Salamanca.
El Ayuntamiento parece decidido a convertir a la bicicleta en una alternativa real de transporte para moverse por la capital. Cuando finalice el año, Salamanca contará con 16 kilómetros de carriles reservados para bici, lo que significa que habrá un kilómetro por cada 9.733 habitantes. Estas infraestructuras, que se distinguen por su color verde, evitan el peligro al que se exponen los ciclistas cuando circulan por las mismas vías que los vehículos.

Actualmente, los aficionados a este medio de transporte tienen a su disposición 6,8 kilómetros; el resto están en ejecución o lo harán en las próximas semanas, ya que se financiarán con cargo al Fondo de Inversión Local, que obliga a tenerlos en servicio antes de que concluya el ejercicio. Son concretamente tres los tramos que se pagarán con las partidas estatales, con un total de 7,3 kilómetros.

 El de mayor longitud partirá de la glorieta San Marcelino de Champagnat y finalizará en Vialia. Discurrirá en paralelo a la avenida de Maristas. Continuará por la avenida Alfonso XI, glorieta Filiberto Villalobos, parque Villar y Macías, avenida Salamanca (desde Peña de Francia hasta paseo de Los Olivos y desde Romero hasta avenida de los Cipreses), paseo de los Robles, calle Romero, avenida de Salamanca, glorieta de Castilla y León, avenida de los Cipreses (hasta Paseo de los Madroños), paseo de Los Madroños (hasta la plaza de Barcelona), avenida de París y paseo de la Estación.

Este tramo permitirá llegar sin peligro a lugares como el Sánchez Paraíso, las piscinas municipales de Garrido, las instalaciones del Parque Municipal de Bomberos, la biblioteca Torrente Ballester, las dependencias de Cruz Roja y diversos colegios y residencias que se encuentran situados en el entorno de la carretera de Zamora. Además, conectará cuatro zonas verdes de la ciudad: parque Villar y Macías, Chinchibarra, Parque de Würzburg y Plaza de Barcelona. El proyecto contempla la colocación de 18 aparca bicicletas de fundición, que se ubicarán preferentemente en los accesos a los edificios municipales, y la instalación de elementos urbanos, tipo Tetris, que se repetirán a lo largo del itinerario.

Dos tramos más
De menor longitud (1,8 kilómetros) es el tramo que discurrirá desde la Facultad de Derecho por la avenida Doctor Ramos del Manzazo, glorieta Ramiro II (donde conectará con el ramal diseñado que discurrirá por Alfonso XI y la avenida de Salamanca) glorieta Obispo Sancho de Castilla (donde se conectará al ramal ejecutado de Acceso al Sector 14 de Villamayor de la Armuña), acera este de la avenida. Carmen Martín Gaite, hasta la carretera de Ledesma. Este tramo contará, además, con seis aparca bicicletas. Estos elementos de gran utilidad al ciclista que, en muchas ocasiones, tiene que recurrir a farolas para asegurar su bici.

El último tramo que se financiará con cargo al Fondo Local conectará la carretera de Aldeatejada y el Puente Romano. En total, se crearán 840 metros que recorrerán el Paseo del Progreso parque de El Zurguén, carretera de Fregeneda, hasta conectar con el tramo existente de carril bici recientemente ejecutado en la carretera de Aldeatejada. Los ciclistas dispondrán de cinco aparca bicicletas.

En este año se construirá otro tramo más, recogido en el proyecto de desdoblemiento de la calle Túnel de la Televisión. En el futuro, el Consistorio espera que éste pueda conectar con el que finaliza en Vialia.

 
Fuente: tribuna.net