En el mes de abril podremos ir a Madrid con la bici en el tren.

 Renfe renovará los ocho TRD que actualmente realizan el servicio entre Salamanca-Ávila-Madrid entre abril y mayo, con una inversión total de 42,5 millones de euros.

Presentación de la serie 599 en la estación de trenes de Salamanca

Presentación de la serie 599 en la estación de trenes de Salamanca

Renfe renovará los ocho TRD que actualmente realizan el servicio entre Salamanca-Ávila-Madrid entre abril y mayo, con una inversión total de 42,5 millones de euros.

Tras las pruebas de homologación –que están finalizando-, se incorporarán los trenes de la serie 599, presentados este miércoles en la estación de Salamanca por el director general de Servicios de Cercanías y Media Distancia de Renfe, Javier Pérez Sanz.

 {youtube}kCcl5u14XSw{/youtube}

Duración y precio
“La duración del viaje no varía y a medida que vayamos madurando el servicio veremos la posibilidad de mejorar el tiempo”, ha señalado en su visita a tierras charras. El motivo de que no se rebajen los horarios es que continuarán hasta septiembre las obras de renovación de la vía entre El Escorial y Santa María de la Alameda. “Se realizan manteniendo el servicio pero, al estar trabajando en una vía en paralelo, hay una cierta limitación de velocidad”, recuerda Pérez Sanz.

Una vez finalizados estos trabajos y “en función de la maduración del servicio, se pondrían mejorar los tiempos de viaje”, hasta cumplir con el objetivo de situar el trayecto entre Salamanca y Madrid en algo menos de 2:30 horas –actualmente está en 2:37-.

Suben ligeramente los importes de los billetes, con un incremento medio de alrededor de un euro, debido al aumento de los costes y a que se trata de “un tren de mayores prestaciones”. “La referencia del precio va a ser equiparable al servicio exprés de autobús”, añade.

  {youtube}BAMfDbQ2aR0{/youtube}

Características
Los nuevos trenes disponen de 182 asientos, a los que hay que añadir una plaza para personas con movilidad reducida. Esto supone un incremento del 47 por ciento en las plazas ofertadas, que pasarán de 2.090 diarias a 3.068 cuando se renueve la flota.

Son vehículos de ancho ibérico que pueden alcanzar velocidades de 160 kilómetros por hora. Disponen de clase única e incluyen asientos fijos reclinables de alto confort –con cerca de un metro de distancia entre butacas-, monitores de 17 pulgadas, portaequipajes, enchufes en cada asiento, luz individual de lectura, anclajes para el transporte de bicicletas, zona con máquina de autoventa y un nuevo tipo de perchas, entre otras mejoras.

Además, todos los equipos técnicos están duplicados para asegurar el funcionamiento del vehículo en caso de que se produzca alguna avería. Los trenes de la serie 599 garantizan una media de 200.000 kilómetros sin incidencias, doblando la fiabilidad de los TRD actuales.

“Es un habitáculo amigable”, ha señalado el director general de Servicios de Cercanías y Media Distancia de Renfe, quien destacó que “no hay ningún asiento sin ventana” en los nuevos vehículos.

Casi sin representantes

El diputado nacional del PSOE por Ávila, Pedro José Muñoz, ha sido el único representante de Ávila que ha asistido, este miércoles, al acto de presentación de los nuevos TRD. A pesar de ello, Pérez Sanz agradeció en su discurso la presencia de representantes del Ayuntamiento de Ávila y de la Diputación Provincial.

Muñoz, quien ha acompañando a Óscar López, secretario regional del PSCyL, califica como “buena noticia” la modernización integral de la línea. Además de pedir disculpas a los usuarios por los problemas generados en la línea por las obras de renovación de la vía, ha destacado que “se abre un nuevo periodo, con trenes modernos, y cuyo último objetivo es dar el mejor servicio a los ciudadanos”.

Retrasos

El servicio con trenes TRD comenzó a prestarse a principios de febrero de 1999 y durante este tiempo ha registrado un “crecimiento sostenido de la demanda” que ha llevado a Renfe a ofertar 450 trenes al mes.

El promedio diario en la línea es de 2.000 viajeros, lo que supone el 75 por ciento de la capacidad total. La mayor parte de las personas que utilizan los servicios realizan el trayecto Salamanca-Madrid (49 %), seguido por Ávila-Madrid (22,2 %) y Salamanca-Ávila (20,9 %).

Actualmente, según Pérez Sanz, la puntualidad de la línea llega al 97,13 por ciento, aunque en los meses anteriores estuvo por debajo del 80 por ciento debido a las obras de renovación de la vía. El mayor número de retrasos se registró en mayo, junio y julio de 2008, algo por lo que el representante de Renfe ha pedido disculpas.

Renovación integral

En la presentación de la serie 599, Javier Pérez ha expresado la voluntad de Gobierno central de “transformar el servicio de transporte ferroviario a través de una modernización intensiva de todo el sistema”.

De esta forma, se invertirán más de 6.000 millones de euros en poner en funcionamiento 600 trenes nuevos. Según las previsiones, en el año 2012 el 50 por ciento de la flota tendrá menos de ocho años, siendo “la más moderna y joven de la Unión Europea”.

Mientras que los TRD Salamanca-Valladolid-Palencia serán sustituidos por los mismos trenes a partir del mes de junio, los vehículos que ahora se retiran se adaptarán a otros servicios con máquinas más antiguas y menos tráfico.

“El TRD más antiguo tiene diez años y un tren tiene una vida útil de aproximadamente 25 años”, señala Pérez Sanz. En cada uno de ellos se llevará a cabo un proceso de modernización integral, con una inversión de 600.000 euros.

 Fuente: aviladigital.com