La bici cuida el cuerpo y el corazón

Este ejercicio de bajo impacto es una excelente alternativa para mantener un buen estado físico y, además, bajar de peso. El ‘cycling’  o ciclismo bajo techo  es un programa que se realiza a través de una serie de movimientos que completan un ciclo de trabajo que provee al participante de un entrenamiento físico y mental.

 Esta actividad está cuidadosamente diseñada para mejorar la aptitud cardiovascular mientras se focaliza un intenso trabajo en piernas, abdominales y la parte posterior del cuerpo, teniendo una relación directa con la regulación del peso corporal.

George Padilla, instructor de ‘cycling’ del gimnasio Energy Fitness, considera que la idea de esta actividad es divertirse y disfrutar, ya que es un ejercicio que se realiza con el fin de desestresarse y relajar el cuerpo.

Padilla explica que en esta práctica, la técnica es importante, pero que lo que la hace agradable son los complementos o la ‘marca personal’ que emplea cada instructor al momento de  la clase.

Es su caso, Padilla utiliza varios complementos durante la rutina, como luces y música electrónica o merengue, de esta manera la motivación de sus alumnos aumenta y mejora su rendimiento.

El instructor explica que personas que sufren de asma u obesidad, así como personas adultas que no hayan tenido un régimen de actividad física en un período previo podrían lesionarse y hasta llegar a sufrir un paro cardíaco por lo que no es recomendable que practiquen esta actividad.

“Siempre hay que tener muy en cuenta el ritmo del corazón. La frecuencia cardíaca no debe sobrepasar el 85%. Hay que controlar a los alumnos que no sufran lesiones, para esto hay sistemas de entrenamiento”, afirma  Padilla.

Una adecuada rutina de ‘cycling’ no debe pasar de 45 minutos. Durante este tiempo, el instructor controla que el corazón vaya a un ritmo pausado. Toda la clase debe darse sobre la bicicleta, tanto el calentamiento como el ejercicio y el estiramiento final.

Con esta actividad se queman de 600 a 1000 calorías, aunque, dependiendo del esfuerzo físico, se pueden quemar  hasta 2 000.

El ‘cycling’  debe practicarse entre  dos y  cinco veces por semana.

Fuente: elcomercio.com