Una cadena de supermercados utilizará bici-carro eléctrico para el reparto de las compras a domicili

Un acuerdo de colaboración entre el Ayuntamiento de Bilbao y Eroski hará que los barrios del Casco Viejo y Deusto en Bilbao estrenen  un reparto de mercancías en bicicleta, más "cómodo, eficaz y sostenible".

 

 

Esta iniciativa ha sido presentada en rueda de prensa en Bilbao por el concejal de Circulación y Transportes, Ibon Areso, el concejal adjunto, Asier Abaunza, y el director de Transportes del Grupo Eroski, Mikel Larrea.

Areso ha subrayado que la distribución a través de bicicletas asistidas con ayuda electrónica del reparto a domicilio, tiene algunas "ventajas" con respecto a las furgonetas, dado que "provoca menos ruido, menos tráfico y menos contaminación" y suponen un mecanismo "muy adecuado para determinadas zonas de carácter peatonal, como el Casco Viejo".

Para poner en marcha la iniciativa, se cambia la normativa, para que las bicicletas "en condiciones de seguridad, tal como está previsto en la Ordenanza, puedan entrar fuera del horario de carga y descarga en estas zonas peatonales".

Las nuevas bicicletas eléctricas de reparto, que serán dos, son triciclos de pedaleo asistido con un remolque incorporado y cuentan con una capacidad de carga de 180 kilos, 1,5 metros cúbicos o nueve cajas de mercancías en total.

Según el responsable de Eroski, la facilidad de acceso a calles peatonales y la "rapidez que supondrán en el reparto" son las principales mejoras operativas que obtendrán los clientes de este nuevo sistema de servicio a domicilio.

La iniciativa representará además mejoras en sostenibilidad y disminución de molestias a los vecinos, como son la ampliación del horario de entrega de 9.00 a 20.00 horas, la eliminación del ruido de motores de los de los vehículos, la desaparición del consumo de carburantes, la agilidad en el reparto, el no verse afectados por atascos, la desaparición del riesgo de dobles filas en las labores de carga y descarga y las nuevas vías de circulación, compatibles con la actividad de los peatones.

La puesta en marcha de estos vehículos 'limpios' se enmarca en la colaboración entre el área de Circulación y Transportes del Ayuntamiento de Bilbao y diversos agentes implicados en la carga y descarga (asociaciones de comerciantes, transportistas y empresas distribuidoras), entre ellos el Grupo Eroski, para conseguir un reparto de mercancías más "cómodo, eficaz y sostenible".

Fuente: elmundo.es