«Lo de Barcelona es más una revolución cultural que ciclista»

Interesante blog sobre la bici urbana  con interesantes y sorpredentes noticias realizado por dos periodistas del diario nacional El País.

 
 
Aparece en los top ten de las mejores ciudades del mundo para ir a pedales. Barcelona supera, por uno, los 200 kilómetros de ciclovías y a Gaudí, la Sagrada Familia o el Tibidabo se han unido las bicis. Desde 2007, cuando se implantó el Bicing, la bicicleta forma parte de la iconografía de la capital catalana. Y del paisaje urbano. El 3% de los trayectos diarios que se realizan en la ciudad son en bicicleta. En ese porcentaje está incluída Diana González que trabaja con el BACC (Bicicleta Club de Cataluña) y ahora está implicada en el proyecto 1.000.000 de ciclistas que intenta llegar a los tres millones de pedaleantes en España en 2015. Ella pedalea por Barcelona.   

I ♥ Bicis. ¿Quien va en bici en Barcelona? Diana González durante el congreso de bicis Velo City. Foto: Juan Manuel Ureña

Diana González. Te puedes encontrar todos los perfiles de personas que te puedas imaginar. Los últimos en incorporarse son los adolescentes y los movimientos de tendencias como fixies o bromton. ¡Ya tenemos hasta tribus urbanas dentro de la bici!

I ♥ B. En esta revolución bicicletera ¿qué ha tenido que ver el Bicing?

D.G. Lo de Bacelona es más una revolución clutural que ciclista. El servicio público de alquiler fue el detonante y provocó que mucha gente se animara a los pedales pero el Ayuntamiento se vió superado. Por eso es alabado y denostado a partes iguales.

I ♥ B. ¿Qué críticas se llevó?

D.G. La medida acaparó mucha atención mediática y ha acabado siendo usado como una herramienta de marketing. Tanto que parece que es lo único. No hay que olvidar que lo importante es la bici no el Bicing. El BACC apoyó la propuesta porque tenemos claro que los servicios públicos de alquiler son buenos pero se debe tener en cuenta que inscritas en el servicio público hay 120.000 personas, en Barna somos más de un millón.

Bicing
I ♥ B. Después del servicio público, ¿cómo se puede impulsar la bicicleta en Barcelona?

D.G. Hay que hacer muchas más cosas. En el BACC queremos que, como mínimo, sea tan fácil ir en bicicleta como en cualquier otro medio motorizado. La elección del medio de transporte en el que quiera moverme no tiene que estar basada en el miedo a circular por la ciudad o a que te roben la bicicleta.

I♥B. ¿Hay mucho mercado negro?

D.G. Uno de cada cuatro o cinco personas ha sufrido el robo de su bicicleta. Cuando apareció el Bicing el mercado negro bajó pero ahora se ha vuelto a disparar. Es dramático porque tenemos a un gran número de personas que no tienen donde aparcar su bici.

I♥B. ¿Es ese el reto ahora?

D.G. Sin duda el nuevo talón de Aquiles son los parkings. Siempre se piensa en construir aparcamientos para coches pero no para bicis. El espacio de un local comercial podría ser el lugar perfecto. Pero la bici no es suficiente como para provocar un cambio en la ordenanza de urbanismo. Las decisiones políticas que afectan a la bicicleta se toman entre el departamento de urbanismo y el de movilidad. La bici debe ser transversal.

I♥B. ¿Qué es lo más impresionante que has vivido en bicicleta?

D.G. La biciescuela (un proyecto para introducir la bici a personas que no tuvieron opocion de aprender o que olvidaron cómo se monta en bici) es algo transformador. He tenido alumnos de 80 años, chavales que se iban de Erasmus o un alto ejecutivo de 60 años que llego muy reacio y acabó mostrando interés en comprarse una bici Audi. 

BiciescuelaBacc
I♥B. ¿Hay muchas mujeres?

D.G. Representan en torno del 83 por ciento de las 4.000 personas que han pasado por el taller. Algunas no recuerdan si alguna vez se montaron en bici. Además, en la posguerra ir en bici era cosa de chicos; a las niñas les decían que al sentarse en el sillín se podían quedar embarazada.

I♥B. Se lleva la bic en la capital catalana..

D.G. No manda tanto la imagen sino como tú te sientes. La bici es una declaración de intenciones. Es como elegir la ropa. Yo soy una persona que me encanta ir en bicicleta pero, sobre todo, soy ciudadana.

I♥B. Y ¿cuál es el modelo que más se ve?

D.G. Lo que más se ve es Bicing, incluso hay una en Madrid y la gente manda fotos de esa bici desubicada. Hay alguna de montaña y empieza a haber más urbana.

I♥B. ¿A dónde no irías nunca en bici?

D.G. Voy a todos los sitios en bici.

I♥B. ¿Cuantos novios te has echado desde la bicicleta?

D.G.  No tanto como con el perro pero se liga muchísimo. Los motoristas te ven y empiezan a hablarte pero no me he llevado ninguno porque no van a mi ritmo. 

I♥B. ¿Qué es lo mejor de la ciudad para la bici? Playa Barna bici

D.G. El casco antiguo, perderte en el centro, la plaza de San Felipe Neri o acercarte al mar. Además, descender por la noche la calle Muntaner que está vacía.  

I♥B. Y… ¿algo malo?

D.G. La inseguridad de saber que cuando dejas la bici aparcada, al volver sigue ahí. Aunque el Ayuntamiento piense que la bici es madura, en Barcelona aún nos queda camino por recorrer.

 
Noticia completa y dirección del blog: