«Mujeres en Bici», ruedan por las calles de noche de México

 El grupo de ciclista hacer recorridos y realizan actividades deportivas en instalaciones de diferentes delegaciones; los martes se reúnen en la Glorieta de la Diana Cazadora a las 21:00 horas.

Todos los martes, a las 21:00 horas, el grupo ciclistas Mujeres en Bici rueda por las calles del Distrito Federal, no sólo para fomentar una cultura de respeto en el espacio público entre peatones, automovilistas y ciclistas; sino también para ganar seguridad y lograr salir de noche sin miedo.

En entrevista para EL UNIVERSAL DF, Maritza Aragón Galindo, fundadora del grupo, que nació en el marco del Día Internacional de la Mujer (8 de marzo), destacó que los logros de tres años de rodar por las calles, no se mide en el número de sus miembros, sino que quienes participan lograron obtener las herramientas para empezar a andar en bicicleta solos.

“Les comentaba a los hombres que ellos no sentían nuestros miedos, no es que no pudiéramos. Fue una idea pensada, que no sólo fuera un paseo sino realmente un modo de transporte, una actividad para las mujeres y se dio con varias chicas que empezamos a irnos al trabajo en bicicleta”, dijo.

Conocidas por encabezar el primer “Paseo en Bicicleta con Tacones 2011”, el pasado mes de marzo, las ciclistas se reúnen en la Glorieta de la Diana Cazadora, a las 20:30 horas, para iniciar la dinámica que no sólo contempla un recorrido sino también actividades deportivas en espacios públicos de diferentes delegaciones.

“Hay muchas personas que por su trabajo no pueden realizar deporte entonces esta es una dinámica donde además de ser un paseo, te estas moviendo en tu bicicleta como medio de transporte y haces ejercicio”, explicó.

“¡Tope!, ¡coladera!, ¡hoyo!”

El grupo cada martes es diferente y a pesar de que las fundadoras organizaban actividades pesadas para ahuyentar al gran número de varones, ellos quedaron atrapados por el nombre “Mujeres en Bici”.

Al circular por las calles, hombres y mujeres sobre ruedas, se convierten en un sólo equipo y entre ellos se cuidan. En los recorridos, el ciclista que va hasta adelante de la rodada al pasar por un bache, tope u hoyo, lo grita para alertar a quienes viene atrás.

Asimismo, en conjunto hacen ver su error a los conductores que invaden la ciclovía o incurren en cualquier otra falta, de tal forma que su sola presencia al rodar por las calles “se convierte en una acción de fomento al respeto de los ciclistas”.

“Al final del día las personas ya hicieron ejercicio, ya oxigenaron su cerebro, ya relajaron sus piernas y, si tuvieron algún problema o algo, se les olvidó”, platica.

Maritza Aragón señala que eso es calidad de vida y se da sólo con iniciar un paseo por la noche.

 Fuente: eluniversaldf.mx

 

{youtube}ffRDVlLjnAM{/youtube}