Bicicletas para la discapacidad

Se sirve de bridas, hierros, tornillos y correas. Con estos materiales y "mucha paciencia", el vecino de Alsasua Rufino Hernáiz Goicoechea adapta bicicletas para personas con discapacidad motora.

DEFICIENCIAS posturales, problemas articulares, de movilidad, rigidez, cerebrales. Son algunas de las diferentes patologías que sufren miles de personas en la Comunidad foral y que, no por padecerlas, deben considerar a la bicicleta como un medio de transporte inaccesible, tanto para ocio como para trasladarse.

Es precisamente este obstáculo el que quiere salvar con su trabajo Rufino Hernáiz Goicoechea, natural de Alsasua de 50 años y propietario de una empresa de ciclos en Mutilva. "Llevo dedicado al mundo de las bicicletas más de 33 años y me dolía ver a niños con deficiencias que no tenían ningún tipo de adaptación para poder montar en una", explica.

Por ello, se sumerge, siempre que los quehaceres del día a día de su negocio se lo permiten, dentro del mundo de la discapacidad. "Lo importante es que los padres, tutores o los responsables de la persona que va a utilizar estos triciclos (suele colocar tres ruedas a las bicis para aportarles más estabilidad) vengan a hablar conmigo con tiempo para que veamos cómo podemos trabajar", sostiene.

Pesadas, pero móviles

Con un peso superior aproximado de unos dos kilos con respecto a una bicicleta convencional (salvo aquellos triciclos que necesiten de la incorporación de una batería porque el usuario no es capaz de impulsarlo por sus propios medios), estas bicis especiales pueden circular por cualquiera de los carriles adaptados que se ubican por la ciudad. "El triciclo puede ir al paso de un peatón y también permanecer parado asegurando un completo equilibrio para la persona que va encima. Tengo clientes que vienen hasta de Canarias, aunque la gran mayoría son navarros", dice Hernáiz.

Con ayuda de bridas, hierros, manguitos, sillines más espaciosos y cuero, entre sus materiales más repetidos, este experto en bicicletas es capaz de adaptar los vehículos para niños, adolescentes e incluso adultos. "Hay que tener paciencia porque todos los condicionantes de una persona son diferentes y la carga de trabajo varía en función del peso, movilidad… Pero casi siempre existe una manera de adaptar una bici".

En cuanto al coste, Hernáiz sostiene que una "bicicleta transformada" puede suponer un desembolso de unos 200 ó 300 euros más que para una convencional. "Insisto en que depende de las piezas y, sobre todo de la batería, pero no se gana dinero, eso te lo aseguro". "Estamos muy contentos", dicen varios de sus clientes, que prefieren mantener el anonimato.

CLAVES

Algunos beneficios de montar en bicicleta son:

1 Minimiza el estrés. Y maximiza la eficacia del ejercicio.

2 Ayuda a fortalecer el corazón, mejorando la circulación sanguínea.

3 Mayor movimiento para las articulaciones, además de la capacidad respiratoria y de control del metabolismo.

Fuente: