Los ciclistas serán de los deportistas que más utilizarán las nuevas instalaciones de La Aldehuela gracias al velódromo.

Pero para que sea utlizado por el mayor número de ciclistas es necesario que la nueva instalación debe ser accesible económicamente para ellos, por lo que es fundamental el apoyo institucional.

María José Calvo, delegada de ciclismo de Salamanca solicita unas «instalaciones accesibles no solo para los ciclistas federados sino para que todos se inicien en este deporte».

El velódromo puede fomentar el ciclismo de forma muy importante en la provincia, según apunta Calvo, ya que «lo primero, ayudará a quitar el miedo que tienen los padres a la carretera» y, además, «las bicicletas que se usan en este tipo de instalaciones son las de piñón fijo, es decir, las más baratas«.

María José Calvo solicita a las instituciones «una conversación previa fundamental con los clubes» porque «la clave de este tipo de instalaciones es que pueden generar nueva actividad», sin embargo es consciente de que si los precios son «prohibitivos, todo lo invertido en el velódromo será dinero tirado».

Si el velódromo funciona, el futuro en la provincia para el ciclismo puede volver a ser muy positivo: «Organizar una prueba en pista cuesta un tercio menos que lo que cuesta en carretera; además se necesitan diez veces menos personal», puntualiza Calvo. «No olvidemos que el ciclismo en pista es la modalidad que más éxitos ha dado a España en competiciones internacionales».

Fuente: tribunasalamanca.com