Este invento puede salvar tu vida si vas en bici

Este mecanismo podría salvar miles de vida cada año evitando muchos de los accidentes que sufren los ciclistas en su batalla diaria con los automóviles.

 Luego de una primera experiencia en bicicleta y vivir el estrés y el riesgo de atravesar la ciudad en su natal Londres, Emily Brooke, una joven de tan solo 27 años, ideó un mecanismo que podría salvar miles de vidas cada año evitando muchos de los accidentes que sufren los ciclistas en su batalla diaria con los automóviles.

e acuerdo con las cifras de la inventora Emily Brooke y su empresa Blaze, 79% de los accidentes en los que se vieron envueltos los ciclistas del Reino Unido sucedían mientras las bicicletas avanzaban en línea recta.

Estos datos llevaron a Brooke a la conclusión de que el peor enemigo de los ciclistas es quedar en un punto ciego de los automovilistas justo antes de una intersección.

¿La solución? La inventora del Blaze Laserlight pensó: “si podemos advertir a los automovilistas la presencia del ciclista transformaríamos el panorama de su seguridad.”

Así nació la idea del Blaze Laserlight, un pequeño dispositivo instalado en el manubrio de las bicicletas que proyecta una luz láser verde 6 metros adelante del ciclista, lo que permite a peatones y conductores prevenir su paso y evitando que queden en un peligroso punto ciego.

La luz consiste en un poderoso diodo láser con forma de bicicleta, la cual puede cambiar de una luz estable a parpadeos de aviso y otras modalidades que resultan en notorios avisos para automovilistas y peatones.

La historia se remonta a 2012, cuando Brooke concibió la idea y decidió iniciar un proyecto crowdfunding (financiado por la gente) en el sitio Kickstarter, donde, con el apoyo de los apasionados de la bicicleta, pudo iniciar una empresa que hoy hace envíos gratuitos a nivel mundial (incluido México) y consiguió que su producto fuera vendido en las principales tiendas de ciclismo del Reino Unido.

El láser verde de Blaze evita que los ciclistas sean invisibles, sobre todo en sus paseos nocturnos, avisando a los conductores que se aproximan justo antes de dar una vuelta sobre ellos.

De acuerdo con las cifras de la inventora del Laserlight, sólo en Londres hay medio millón de viajes en bicicleta cada año, con terribles estadísticas, pues sólo en los primeros 13 días de 2014 se registraron ya 13 muertes de ciclistas.

Para detallar su invento, Brooke trabajó con ciclistas, gente que conocía las estadísticas, organizaciones, empresas de camiones y psicólogos del volante, con los que llegó a la solución y detalló las especificaciones de su invento.

 Vídeo: www.youtube.com

Fuente: animalpolitico.com