Los menores de 16 deberán llevar casco en la bici dentro de un mes

El Congreso ratifica hoy la ley que abre la puerta a aumentar el límite de velocidad. Los vehículos que viajen con niños sin sillita podrán ser inmovilizados.

La decimoctava reforma de la ley de Tráfico ya está vista para sentencia. El pleno del Congreso de los Diputados la ratificará hoy de modo definitivo para que dentro de un mes entren vigor los principales cambios que introduce: los ciclistas de menos de 16 años estarán obligados a llevar siempre el casco en las ciudades, la policía podrá inmovilizar un coche donde viaje un niño sin sillita y las multas por conducir habiendo consumido drogas o alcohol se endurecen.

La votación de hoy certifica la marcha atrás de la Dirección General de Tráfico (DGT) en su intención inicial de imponer el casco para todos los ciclistas en zona urbana, lo que despertó el rechazo de la mayoría de ciclistas, los ayuntamientos y todos los partidos de la oposición. Solo quedan afectados los menores de 16 años que podrán recibir una multa de 200 euros si circulan sin la protección. Para los mayores de 15 años, el uso del casco quedará como una recomendación que se convertirá en obligación solo cuando circulen por carretera.