¿Qué es el Bikefriendly?

Se trata de la palabra bike (bici) y la palabra friend (amigo/a) que, en español, podría ser algo así como «bicicamigo»..

 

Bikefriendly es un término difícil de traducir al español. Se trata de la palabra bike (bici) y la palabra friend (amigo/a) que, en español, podría ser algo así como «bicicamigo».  Como en la mayoría de los términos anglosajones que vamos asumiendo como parte de nuestro vocabulario cotidiano, hay veces en que es más fácil pronunciarlo directamente en inglés que encontrar (y terminar usando) una traducción en español que convenza sonoramente y con sentido.  No obstante, podríamos utilizar el par «entidad biciamiga» para luego extenderlo por ejemplo al uso de comercio, comunidad o, sencillamente, administración «biciamiga».  

bikefriendly salamanca
Algunos distintivos que ya venden la marca ciclista. Se incluyen negocios privados, comunidades y ciudades enteras.

El asunto es que la marca bikefriendly está pegando fuerte y son cada vez más las imágenes y referencias al respecto. Tras un sondeo del panorama nacional, no encontramos apenas iniciativas en este sentido. Asombrosamente, sí en el panorama local, donde tenemos una iniciativa destacable que ha puesto en marcha recientemente la Asociación Guardabarros. Se trata de una red de «entidades biciamigas» que engloba inicialmente a todas las tiendas de venta y reparación de bicicletas de Salamanca. Una iniciativa frente a la cuál tal vez, la idiosincrasia actual no esté prepara para interiorizar, pero que sin duda, nos sitúa en una posición ventajosa con respecto a otras provincias de Castilla y León.  Todos estos establecimientos cuentan ya con un distintivo de color verde a la puerta en el que se puede leer que es un lugar «biciamigo» o amable para las bicis. Por las fuentes que hemos consultado, también la Coordinadora en Defensa de la Bicicleta en España (CONBICI), está llevando a cabo un trabajo entre los grupos integrantes para desarrollar una legislación o, al menos, unos criterios comunes, para establecer las normas y cauces con el fín de crear una marca bikefriendly en España.  Pero se podría pensar que es bien fácil que precisamente una tienda de bicicletas sea amable con las bicis. Si, efectivamente.  Por eso, según Guardabarros «el distintivo de bikefriendly pretende extenderse a otros establecimientos  a medida que los mismos vayan dándose cuenta de las ventajas para todos». 


bikefriendly salamanca
Distintivo bikefriendly a la puerta de un establecimiento salmantino promovido por la Asociación Guardabarros.


Sin embargo, estamos acostumbrados a ver carteles en el sentido contrario. Muchas comunidades aderezan sus patios y lugares comunes y «privados» con carteles «antibici» y ello no es si no un indicador del estado de la cuestión.  Lo que nos llama la atención es que con la que está cayendo, no sea una práctica habitual sobre todo en el pequeño comercio, sector que necesita de una urgente renovación para atraer a nuevos clientes y generar un mercado en torno a los usuarios de la bicicleta que, en otros países, supone una fracción de la población muy significativa. Este podría ser no solo un respaldo a los ciclistas o «prociclistas» actuales, sino que «también es una herramienta muy eficaz para promover el uso de este medio de transporte y, a la vez, promocionar diferentes establecimientos» asegura Guardabarros.

Salamancaenbici ha encontrado algunos hoteles incluso que venden la marca bikefriendly como aliciente para atraer clientes. Una iniciativa que impulsa bikefriendly España.  En Salamanca hemos de subrayar que también hay hoteles que incorporan el alquiler de bicicletas como complemento a las ofertas turísticas, pero son testimoniales y para nada advertidas como aliciente económico.  Es sintomático ver pasar por Salamanca a cicloturistas a lo largo de la vía de la Plata, y que no tengamos ya un movimiento más generalizado entre los establecimientos hoteleros de la ciudad. Aprovechamos para aplaudir por fin la mejora de los accesos a la Plaza de Anaya y que facilitan el pedaleo por el centro histórico también a los peregrinos en bici. Sobra decir que el poder adquisitivo de los turistas que visitan la ciudad en bici es elevado y que sigue subestimándose.  Pero en Salamanca, los ciclistas seguimos y siguen teniendo el San Benito de pobres desgraciados….
 
El caso es que el movimiento bikefriendly llega hasta cotas inimaginables. En EEUU existe un ranking nacional que evalúa anualmente a los 50 estados en relación a su contribución a mejorar una cultura prociclista. Se trata de un ranking que cada año la Liga de Ciclistas Americanos (en inglés The League of American Bicyclists y fundada allá por el 1880) pone de relieve. Para ello utilizan indicadores como el número de comunidades o universidades bikefriendly así como los comercios o, incluso, las ciudades. Los rankings se pueden consultar en cualquier momento en esta página y, a pesar de que se trata del país meca de los coches, se incorporan a la jerarquía de estados aspectos tan variados como la política ciclista, la educación, la legislación, la evaluación y planificación, la financiación o las infraestructuras.

bikefriendly salamanca
Ranking bikefriendly 2014 en EEUU. Fuente: http://bikeleague.org

Para Salamancaenbici, la cultura del bikefriendly pasa no solo por vender y reparar bicicletas, sino también por incentivar el uso de la bicicleta desde otros muchos puntos de vista y ámbitos socioeconómicos. Para nosotros un establecimiento bikefriendly debería cumplir al menos con algunas de estas condiciones:

1. Contribuir a la promoción de una clientela responsable y que se desplaza en bicicleta promoviendo ofertas y facilidades en los productos y servicios para este tipo de clientes. Está ocurriendo ya en Salamanca con todos los socios de Guardabarros que reciben automáticamente un 10% de descuento.

2. Aplaudir el desplazamiento en bicicleta de los clientes creando facilidades para aparcar o guardar sus bicicletas. En muchas otras ciudades los establecimientos privados colocan sus propios aparcamientos a la puerta. En Salamanca estamos en manos de una administración lenta y poco adaptada a la realidad urbana ciclista. ¿Quién sabe cuando se volverá a ampliar la red actual?

3. Apoyar y sostener una cultura ciclista desde los ámbitos privados que no solo se ocupe de los eventos estrictamente deportivos. El ciudadano que utiliza diariamente la bicicleta también compra, consume, influye, observa…todos los días del año. Tras la media maratón salmantina celebrada hace unos meses, estuvieron unas vallas obstaculizando un aparcamiento de bicicletas durante toda una semana….

4.  Normalizar el uso de la bici evitando situaciones absurdas como que «no se puede porque no se puede». si se desea regular el uso de la bicicleta preferimos que se establezcan reglas sobre todo en edificios y administraciones públicas donde los personalismos y antojos no fundados impiden muchas veces un ambiente bikefriendly.  Un ejemplo: el nuevo edificio de la Junta de Castilla y León impide entrar con bicicletas plegables por motivos de seguridad que no están aclarados en ninguna normativa….

5. Estimar y reconocer del mismo modo que al resto de personas a aquellas que optan por desplazarse en bicicleta.  Estamos fatalmente acostumbrados a ser ciudadanos «alternativos» y somos exactamente iguales que el resto. Que vayamos en bici «no es raro».

6. La creación de redes de establecimientos bikefriendly otorga una reputación añadida (o valor añadido) a la actividad que sea. Los distintivos bikefriendly son por ahora una vanguardia y el que no entre ahora no podrá destacar antes de que se normalice.

En definitiva, lo bici-amigo está de moda y sin duda es un aliciente más no solo para promover la cultura ciclista en nuestro país, sino también para sustentar  y respaldar un modelo de consumo más responsable y condescendiente con el mundo en el que vivimos.

 
Info de nuestros colegas de salamancaenbici.com