El Observatorio de la Bicicleta pide que se construyan más carriles bici»

Pablo Muñoz lamenta que no se deje decidir a las ciudades sobre el uso de sus calles y aceras.

 El presidente del Observatorio Urbano de la Bicicleta, Pablo Muñoz, ha manifestado su pesar porque el nuevo proyecto de Reglamento de General de Circulación “haya suprimido la posibilidad de que los Ayuntamientos decidan cómo utilizar sus espacios y zonas peatonales” para Muñoz “cada ciudad conoce sus calles, su aceras y sus zonas peatonales y debería poder decidir qué uso se le da a ellas”.

En este sentido ha recordado que el posicionamiento de órgano que él preside, el Observatorio Urbano de la Bicicleta, fue unánime dictaminando que lo más conveniente era “que se analizara espacio a espacio y se regulara expresamente cómo se producía la circulación de bicicletas y peatones por cada uno”.

Ante este panorama Muñoz ha reclamado que se “redoblen esfuerzos con la construcción de carriles bici”, en este sentido ha recordado que “además de los que hay previstos, el Observatorio ha solicitado la construcción de un nuevo carril en Avenida de Valencia y Tenor Fleta”. Igualmente, ha solicitado que se pongan en marcha cursos de circulación en bicicleta y medidas de calmado de tráfico de los vehículos para propiciar desplazamientos más seguros por calzada para las bicicletas.

Por último, el concejal municipal ha valorado positivamente algunos de los cambios que introduce el Reglamento y que a su juicio, actualizan una regulación muy desfasada como el hecho de que se permita el traslado de carros y el transporte para niños. También se reconoce el hecho de que se permita el uso de los pasos peatonales para cambiar de sentido.

Asimismo, se permite adelantar a los vehículos detenidos por parte de las bicicletas, lo que posibilitaría fijar unos espacios de parada en los semáforos de manera adelantada a los demás vehículos, o incluso llevar a cabo la propuesta del Presidente de fijar semáforos intermitentes para bicicletas en los cruces peatonales. “Todas estas medidas ya se hacen de manera natural por los ciclistas y dan más seguridad al ciclista y al vehículo porque favorecen una circulación más fluida”, concluye Muñoz.

Fuente: heraldo.es