El colectivo Guardabarros presenta una iniciativa contra el robo de bicicletas

Documento de trabajo presentado a las administraciones pensado para disminuir uno de los principales riesgos que esgrimen los ciclistas salmantinos a la hora de utilizar el vehículo de dos ruedas.

La promoción del uso de la bicicleta en las ciudades como vehículo limpio y eficaz en términos ambientales, sociales y económicos encuentra uno de sus principales obstáculos en el miedo de usuarios y usuarios potenciales al robo de sus bicicletas. Son numerosas las encuestas que atestiguan el robo como una de las principales causas de disuasión en el uso cotidiano de bicicletas. Aunque es habitual el uso de la bicicleta ocasionalmente en Salamanca para la práctica deportiva y de ocio es, en el uso utilitario y cotidiano donde es preciso invertir esfuerzos para mitigar algunas de las circunstancias que, como el robo, impiden la amplificación y generalización del uso de la bicicleta en la ciudad de Salamanca.

 Hasta el momento, desde las instancias públicas son escasos los esfuerzos realizados para evitar o, al menos, invertir de forma notable el creciente número de robos de bicicletas. En parte, este aumento se debe a la creciente presencia de bicicletas aparcadas en espacios públicos como consecuencia de la ampliación de la red de aparcamientos bici de la ciudad.

El Comité de Bici Urbana Guardabarros presenta esta estrategia contra el robo de bicicletas en Salamanca con el fin de aportar algunas ideas a la Policía Local de la ciudad de Salamanca, para poner en marcha mecanismos que mejoren la protección de estos bienes cada vez más protagonistas en la movilidad diaria y para la asistencia a aquellas personas que por la razón que sea, han visto como desaparecen sus bicicletas.

 Para ello, presentan un conjunto de líneas de actuación para que desde las instancias responsables se contribuya eficazmente a evitar el creciente número de robos de bicicletas en la ciudad de Salamanca. «Conscientes de perjuicio que el robo de bicicletas imprime a la expansión de su uso, creemos asimismo que con esta estrategia aportamos una visión que, como usuarios de la bicicleta, es fruto de la experiencia y de un contacto constante con esta problemática», explica Guardabarros.

 Las principales propuestas se basan en el seguimiento y vigilancia del robo de bicicletas en Salamanca, la coordinación entre la Policía Nacional y la Policía Local de los hechos mediante la elaboración de una base de datos única y común, la elaboración de protocolos de recuperación y registro municipal de bicicletas o la elaboración de un tríptico en papel y pdf descargable de la página de la policía local de Salamanca que advierta del peligro del robo de las bicicletas y de cómo evitar en la medida de lo posible la sustracción.

 

Documento completo: formato pdf