Cada uno lleva la bici que le da la gana y como le da la gana

Desde luego no le falta razón y muy discreto, por cierto…

Twitter.