En bici al pequeño comercio

Interesante propuesta publicada por el blog salamancaenbici.com

 

Nos vemos obligados a escribir unas breves palabras sobre las posibilidades de la bicicleta como medio para atraer más clientes en menos tiempo y de forma más saludable a los pequeños comercios a pie de calle en ciudades como Salamanca.  

Para ello, nos basta con presentaros una fotografía de un módulo de aparcamiento de bicicletas que distribuyen ya algunas empresas. Se trata de una estructura que ocupa el mismo espacio que un coche y que se puede colocar en una banda de aparcamiento por ejemplo. Dicha estructura tiene un perfil que simula un coche al que están adheridos 5 módulos en «U» invertida para aparcar bicicletas.  Es decir, espacio para 10 bicicletas en total.

Esto no quiere decir que sean 10 clientes necesariamente más, pero sí más clientes potenciales que podrían aparcar delante del comercio o comercios a pie de calle. Hay que recordar que el pequeño comercio salmantino sufre el síndrome del local vacío y depende en gran medida de la posibilidad de acceso fácil y muchas veces gratuito y que, sin embargo, está castigado por clientes que prefieren recorrer mucha más distancia en coche hacia las periferias donde tienen posibilidad de aparcar gratuitamente. ¿Cómo resolverlo? Ofreciendo nuevas posibilidades para hacer la compra.  Tal vez esos mismos clientes, a sabiendas de la nueva dotación, podrían preferir hacer las compras en bici o caminando sin más.  Aunque el aparcamiento gratuito sigue siendo uno de los ejes principales del reclamo comercial en este país, se trata de una idea interesante.  Sabemos que en muchas ocasiones los pequeños comercios en calles motorizadas están afeados y camuflados por los innumerables coches que aparcan en las bandas de aparcamiento y se resigan constreñidos en aceras estrechas.

A nosotros este módulo nos parece una idea fantástica.  No solo porque promueve el uso de la bici, sino porque también llama la atención y se presenta como un reclamo comercial de consecuencias muy positivas para los comercios adyacentes. En el caso incluso de que se creara un vado particular para colocar el módulo, podrían ser varios los comercios los que podrían compartir los gastos de la adquisición y el propio vado.  Con respecto a la ventaja que subrayábamos más arriba sobre el ahorro de tiempo, es obvio que en bici se llega mucho más rápido a los sitios, sobre todo cuando aparcas en un pis pas. Lo dicho, ahí queda.

aparcabicis comercio salamanca
Módulo de aparcamiento para 10 bicicletas situado en una banda de aparcamiento delante de pequeños comercios