El préstamo, motor para el fomento del uso de la bicicleta

Ayuntamientos de la gran mayoría de las ciudades que disponen de vías ciclistas ofrecen este servicio a través de abonos anuales o semanales.

El éxito de la implantación del carril bici y del fomento del uso de la bicicleta para realizar los desplazamientos en la ciudad va a depender, en gran parte, de las facilidades que se les den a los ciudadanos para acceder a este medio de transporte. Esta premisa se cumple ya en la gran mayoría de las ciudades españolas que disponen de vías ciclistas. Para ello, los ayuntamientos de todo el país han desarrollado servicios públicos de préstamo de bicicletas para hacer uso de ellas a un precio asequible. Un aspecto que de cara a la finalización de las obras, dentro de dos años se debe ir estudiando.

El ejemplo más cercano lo tenemos en Sevilla, donde el Consistorio implantó el sistema Sevici en julio de 2007. El servicio, disponible las 24 horas, cuenta con 2.500 bicicletas repartidas en 250 zonas de aparcamiento, situadas cada una de ellas a unos 300 metros de distancia. El usuario cuenta con una tarjeta de contacto para conseguir una bicicleta en cada uno de los puestos. Existen dos tipos de abonos: de corta duración y de larga duración. El abono de corta duración vale para siete días y tiene un precio de 13,33 euros, siendo gratuitos los primeros 30 minutos de recorrido y costando 1,03 euros la primera hora y 2,04 euros la segunda hora y las siguientes. Por su parte, el abono de larga duración es anual y cuesta 33,33 euros, siendo gratuitos los 30 primeros minutos y valiendo 0,51 euros la primera hora y 1.03 euros la segunda hora y las restantes.

En Málaga el servicio se llama Málagabici, repartiéndose 21 estaciones por la ciudad con un horario de 7 a 23 horas para la retirada de bicicletas y de 24 horas para las devoluciones. La tarifa anual es de 20 euros, siendo el primer año gratuito. Los primeros 30 minutos no tienen ningún coste, mientras que a partir del minuto 31 tiene una tarifa de 0,017 euros por minuto, con un máximo de dos horas.

Si salimos de Andalucía, el servicio está extendido por todas las grandes capitales españolas, con diferentes característica. En Madrid, el Ayuntamiento gestiona Bicimad, que cuenta con 1.560 bicicletas eléctricas repartidas en 123 estaciones, permitiendo su uso las 24 horas. La tarifa anual es de 25 euros si no se dispone del abono de transporte del Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid y de 15 euros si se tiene. Además, los primeros 30 minutos cuestan 0,50 euros y las siguientes fracciones de 30 minutos 0,60 euros, con una penalización de 4 euros por fracción u hora a partir de las dos horas.

En Barcelona encontramos la apuesta más importante con Bicing, un sistema que tiene 6.000 bicicletas en 420 estaciones. En la capital catalana el abono anual asciende a 47,16 euros, siendo los 30 primeros minutos gratuitos y el resto de fracciones de 30 minutos hasta las dos horas a 0,74 euros.

En Valencia, existe Valenbisi, con 2.750 bicicletas en 275 estaciones las 24 horas. El abono de larga duración -para un año- vale 27,07 euros, siendo gratuitos los primeros 30 minutos. La siguiente fracción de 30 minutos vale 0,52 euros, mientras que a partir de la hora la fracción de 60 minutos vale 2,08 euros. El abono semanal, por su parte, cuesta 13,04 euros, a los que se suman 1,04 euros del minuto 30 al 60 y 3,12 euros por cada siguiente fracción de 60 minutos.

Una ciudad que tiene unas características diferentes en su sistema de préstamos es Bilbao con Bilbon Bizi, que tiene un horario reducido de 7 a 22 horas. La ciudad vasca cuenta con 25 puntos de préstamo, donde los usuarios podrán disponer de las bicicletas durante una hora como máximo. La tarifa anual es de 15 euros para residentes y de 20 euros para no residentes.

Por su parte, en San Sebastián se usa un tipo de bicicleta similar al de Madrid, al ser eléctrica para asistir el pedaleo. En la ciudad donostiarra hay 150 bicicletas repartidas en nueve estaciones. Las tarifas son de 40 euros al año, 25 euros la semana, 15 euros los tres días y 8 euros el día, habiendo diferencias en el coste por fracciones de tiempo en cada una ellas.

Zaragoza también cuenta con este servicio para los ciclistas. Llamado Bizi Zaragoza, no está disponible las 24 horas, aunque sí tiene horarios amplios. El precio del abono anual es de 36,93 euros, siendo los primeros 30 minutos gratuitos y las siguientes fracciones de 30 minutos hasta llegar a las dos horas salen a 0,52 euros. Además, existe un abono temporal de 72 horas a 5,28 euros, teniendo los mismos requisitos que el anual.

Valladolid, con Vallabici, también ofrece el préstamo con un bono anual de 25 euros y uno semanal de 5 euros. Santander, con Tusbic, también repite el esqueña de otras ciudades con un abono anual a 27,11 euros, uno semanal a 8,33 euros y uno diario a 1,87 euros.

Salamanca, Pamplona, Murcia o Gijón son otras ciudades que también apoyan el uso de la bicicleta con este servicio.

Fuente: diariodecadiz.es