Eurovelo en España en situación de abandono.

Interesante artículo publicado en el blog salamancaenbici.com sobre este tema.

Europa cuenta con una red de más de 70.000 km de itinerarios ciclistas repartidos en 14 grandes rutas que se denomina RED EUROVELO. Hemos tenido ocasión de recorrer en bici algunas de ellas a lo largo de países como Francia, Alemania, Dinamarca, Noruega o Austria. En todos estos países la logística puesta a disposición del cicloturista es ciertamente asombrosa: señalización con el distintivo EUROVELO en cada intersección, publicaciones con todo lujo de detalles para facilitar el pedaleo e intendencia, albergues y hospedajes de todo tipo, itinerarios segregados, protegidos y amables, facilidades a todos los niveles para las que acarreamos bicicletas e, incluso, una sinergia ciclista realmente envidiable y que aquí no conocemos aún.  El panorama entre todas las rutas fuera de España es variopinto y no parece atenerse en la práctica a criterios universales pero ciertamente está claro que está mucho más desarrollado que en nuestro país. 
 
www.salamancaenbici.com
Señalización de la ruta 6 del programa Eurovelo. Foto: salamancaenbici
Señalización de la ruta 12 del programa Eurovelo. Foto: salamancaenbici

 
De entre todas estas rutas, hay una en particular que nos toca muy de cerca. Se trata de la Ruta 1 (Route 1) o ruta de la Costa Atlántica. Un itinerario de nada menos que 8.186 km de distancia y que atraviesa el occcidente europeo desde el Cabo Norte en Noruega hasta Punta Sagres en el Algarve portugués. ¿y por dónde pasa? Si, efectivamente, por España… ¿Primera noticia?

 
www.salamancaenbici.com
Ruta 1 del EUROVELO Cabo Norte-Punta Sagres. 
Tramo español indicado como: no realizado (not realised)
 
EUROVELO es un programa cofinanciado por la Unión Europea y que esponsoriza la Federación Europea de Ciclismo (ECF).  Es, sin duda, una propuesta de turismo sostenible y cicloturista que -paradójicamente- en España encaja con dos grandes rutas históricas: el Camino de Santiago y la Ruta de la Plata. La ruta 1 atraviesa de norte a sur nuestro país aprovechando las dos grandes vías de peregrinación y, en tiempos mas recientes, itinerarios transformados en arterias de un floreciente desarrollo turístico a todos los ámbitos y niveles.  Nos gustaría poder aportar más datos económicos pero no los hemos encontrado. De entre todas las comunidades autónomas de España, Castilla y León es la que aglutina el mayor número de kilómetros y además transita potencialmente a lo largo de estos dos tesoros históricos que son motores económicos.  
 
 
Bueno, pues nos gustaría poner de relieve dos hechos. El primero ya lo sabéis.  Tenemos la fortuna de que una de estas rutas atraviesen nuestra comunidad y, más particularmente, nuestra provincia (Salamanca).  Y, en segundo lugar, compartir con todos vosotros nuestro desaliento por el desconocimiento social y político sobre su existencia.  También reconocer la sospecha de que nuestras instituciones no conocen el calado y magnitud de las potencialidades para el desarrollo económico de estos itinerarios europeos.  Y que ya son de sobra conocidos en otros países con probadas garantías para el desarrollo socioeconómico de las áreas de influencia. En los mismo términos de desarrollo, incluiríamos en esta última aseveración también al Camino de Santiago por delante de la vía de la Plata.

En relación a la Vía de la Plata encontramos en nuestra provincia un camino lleno de obstáculos (verjas, alambradas, ausencia de deslindes…) está escasamente señalizado (diversidad de señalítica, oclusión de la misma, deterioro…) y con itinerarios variopintos (arcenes peligrosos, entradas y salidas de carretera difusos, sendas estrechas…) y fruto, en definitiva, del abandono institucional.  Una pena.

No es premeditado pero la casualidad aparece mientras escribimos estas líneas.  En estos días de «fitur-filias» y grandilocuentes apuestas de largo de nuestras instituciones municipales y provinciales en el salón más grande de la gran industria nacional (el turismo), se pone la mirada en eventos gastronómicos aislados geográficamente (Guijuelo y su matanza) y casuales aniversarios (el nacimiento de Santa Teresa de Jesús).  En lugar de apostar por un turismo quizá más integral, repartido territorialmente y ecuánime con los estándares europeos que han demostrado la fructífera relacción entre estos itinerarios cicloturistas y las economías locales, se pervierte y sesga una vez más la realidad geográfica salmantina y a uno de nuestros principales patrimonios: el paisaje (entendido como patrimonio universal y garante de todo los elementos inmateriales y materiales).  Ni siquiera existen datos, pero sería pertinente averiguar los efectos del ya existente turismo ciclista en nuestra provincia.  Un turismo creciente pero que sigue atravesando nuestra provincia de forma invisible para las insituciones.  El cicloturismo en nuestro país sigue siendo algo marginal y escasamente tratado en los ámbitos institucionales.  Con el potencial que tiene Castilla y León para el cicloturismo, sobradamente demostrado en la figura del Camino de Santiago, no hay ni siquiera un plan autonómico para la bicicleta que incluya el cicloturismo como una forma de hacer turismo con grandes posibilidades.
 
Basta con fijarse en el mapa que las autoridades europeas muestran sobre el EUROVELO en nuestro país: no realizado.  No es otro nuestro ánimo que dar a conocer este tesoro para que el sector turístico de nuestra provicnia y áreas limítrofes no sigan olvidando y desaprovechando el EURVELO 1.  Una cuestión que bien podría respaldarse definitivamente presumiendo de ello y liderando el proceso de consolidación de estas rutas en clara armonía con los deberes que ya han hecho otros países.  En cualquier os invitamos a recorrer Europa en bici y, si lo hacéis a lo largo de la Vía de la Plata-EUROVELO 1, lo hagáis con mucha moral y una brújula. Como hasta ahora. 
 
eurovelo salamanca