La conductora brutalmente agredida por un ciclista recaba más testigos.

El pasado viernes recibió numerosos puñetazos de un ciclista al que no le gustó el adelantamiento que previamente le había realizado cuando circulaban por el paseo de Rector Esperabé. 

Esta situación no nos gusta que pase y menos acabar en puñetazos. La solución es llamar a la Policía.

 La conductora de 45 años brutalmente agredida por un ciclista el pasado viernes cuando circulaba por la calle Rector Esperabé ha conseguido recabar más testigos para poder identificar al presunto agresor gracias a la noticia publicada ayer en exclusiva por SALAMANCA24HORAS. Y es que ha tenido una amplia difusion por todo el país (por ejemplo sólo en Facebook ayer fueron más de 63.000 los visionados). Incluso se han interesado por el suceso programas de televisión de ámbito nacional, como Nieves Herrero en 13TV.

 Como ya informara ayer este diario, los hechos se produjeron sobre la hora de comer cuando, tras intercambiar algunas palabras, el ciclista la persiguió golpeando el coche. La mujer paró el vehículo para pedirle explicaciones pero él la escupió y comenzó a propinarle puñetazos, provocándole traumatismo craneoencefálico, lesiones en toda la cara y fractura de un dedo.

 El asunto ya está en los Juzgados de manos de SOS Abogados, que han solicitado las grabaciones de las cámaras de tráfico que hay junto a la iglesia de San Polo, así como las cámaras de seguridad de los hoteles de la zona y del Museo de Historia de la Automoción. De esta forma se espera identificar al agresor para su posterior detención.

 Ana ya cuenta con varios testigos, alumnos de la escuela Santiago Uno que vieron al agresor y serían capaces de reconocerlo, al igual que la víctima y otros conductores que se han puesto en contacto con ella tras la publicación de esta noticia. El agresor es un varón de unos treinta años, 1,70 metros de estatura, complexión delgada, pelo castaño y piel blanca, vistiendo una parka beige. 

Fuente: salamanca24horas.com